BLOG

Sitio web a la estrategia comercial (Interius)

Integrando el sitio web a la estrategia comercial

A principios de 2017, el número de internautas mexicanos se reportó superior a los 70 millones… lo que nos indica que la presencia de una empresa a nivel digital es casi indispensable.
Hace 15 años, contar con un sitio web era un lujo para las empresas. Con el paso del tiempo, fue convirtiéndose en una práctica cada vez más común, llegando a ser hoy en día casi un requisito para mantenerse en el mercado y seguir creciendo.

A pesar de que los sitios web empresariales comenzaron siendo una simple tarjeta de presentación de la compañía, donde eran únicamente de lectura, con aspecto poco llamativo y estáticos, han evolucionado a lo que son (o se pretende sean) hoy en día: un apoyo en el proceso de venta o un canal de venta.

Sin embargo, contar con un sitio web no asegura lo anterior. Es necesario que este cuente con una serie de elementos para satisfacer las necesidades de tu audiencia, y así, sacar el máximo provecho de él.

 

Elementos clave para un sitio web

Revisa los siguientes elementos para comprobar si el sitio web de la empresa tiene lo que necesita para traer los resultados esperados.

Diseño

Los elementos visuales son clave para atrapar al usuario. Sin embargo, no es lo único que abarca el tema del diseño, sino también la funcionalidad.

Las páginas web deben contar con una jerarquía visual adecuada. Con esto me refiero a la organización de los elementos gráficos por nivel de importancia, logrando de este modo guiar al usuario de forma organizada y lógica, a través del contenido del sitio.

Una de las técnicas más utilizadas para crear una jerarquía visual web es el tamaño, ya sea en títulos y textos, imágenes, botones, etc., todo esto con el objetivo de captar la atención de los usuarios en lo que se considera más importante o relevante.

 

Experiencia de usuario (UX)

Mike Gebbia, CEO de AirBnB, asegura que la experiencia de usuario (UX) de su plataforma, fue la clave para llevar a su empresa a valer $10 billones de dólares.

La probabilidad de que un visitante regrese a un sitio web después de una mala experiencia de usuario, es casi nula. La experiencia de usuario o UX hacer referencia a la experiencia de un visitante al navegar por un sitio web. 

Algunos de los principales fallos generalmente son el tiempo de carga y links rotos. Resolver estos detalles no toma mucho tiempo, y será de muchísima utilidad para mejorar la experiencia de usuario.

Adicionalmente, motores de búsqueda como Google penalizan a los sitios web difíciles de navegar, ya que parte de su filosofía es “ofrecer la mejor experiencia al usuario”. En resumen: un sitio web sin una buena experiencia de usuario, difícilmente se logrará posicionar en los primeros lugares de búsqueda orgánica.

 

Contenido

Como dice una popular frase “el contenido es el rey”. Un buen diseño es ideal para atraer visitantes al sitio, pero el contenido será clave para que éste permanezca en él.

Asegúrate que el contenido sea de alta calidad y que realmente tenga como objetivo resolver las necesidades de tu audiencia.

Nuevamente, este elemento está directamente relacionado con tu posicionamiento en motores de búsqueda. El contenido te permite posicionarte en los primeros lugares, incrementado la probabilidad de que ingresen nuevos usuarios a tu página web. 

 

Puntos de acción y contacto

Es indispensable que cualquier sitio web cuente mínimo con una dirección de correo electrónico o un teléfono para ponerse en contacto. Ya que, si el usuario está interesado en solicitar más información acerca de tu producto o servicio, y no encuentra una forma de contacto, probablemente terminará abandonando el sitio y yéndose con la competencia.

Aunque lo ideal sería contar con diversos puntos de contacto a lo largo del sitio, para así aprovechar todas las oportunidades que tenemos de entrar en contacto con los visitantes. Procura incluir siempre landing pages y formularios a lo largo de tu sitio.

¡Ojo! En el caso de sitios de comercio electrónico, es de suma importancia incluir claramente puntos de acción: ya sea ver más información del producto, agregar al carrito y finalmente, comprar. Es necesario siempre ser lo más claro posible para no perder el interés del usuario.

 

Analytics web

De nada sirve hacer un esfuerzo, si no se mide el impacto. Los analytics web dan información acerca del comportamiento de los visitantes de un sitio: páginas más vistas, fuentes de adquisición, porcentaje de rebote, número de visitantes, tiempo en el sitio, conversiones, etc.

La marca PUMA utilizó la plataforma de Google Analytics para estudiar el comportamiento de los visitantes en su sitio. Se apoyó en pruebas A/B en el encabezado de su página principal, descubriendo que una variación incrementaba las compras en línea por 7.1%.

Conocer este tipo de métricas permite detectar áreas de oportunidad, y así poder mejorar y reforzar la estrategia.

 

Administrador de contenido (CMS)

A pesar de que parezca más económico utilizar un administrador de contenido hecho a la medida, la realidad es que eventualmente se volverá obsoleto, adicional a que cada cambio que se requiera, será necesario el apoyo de los desarrolladores de éste.

Un sitio web necesita ser ágil y poderse fácilmente editar, ya sea con cambios en la oferta de la empresa, etc. Es por eso que existen CMS estándar como HubSpot y Wordpress, que aparte de ayudar a la indexación en Google, son fáciles de utilizar para alguien sin experiencia en programación.

 

Responsivo a móvil

Estadísticas afirman que el 75% del tráfico en internet proviene de dispositivos móviles, motivo suficiente para adaptar un sitio web a que no solamente sea visible en versión móvil, sino que sea responsivo.

8 de cada 10 consumidores abandona un sitio donde el contenido no se visualiza correctamente en su dispositivo. (Adobe)

No permitas que un usuario que navega a través de un dispositivo móvil, abandone tu sitio porque le es difícil navegar en él. 

 

Todos estos elementos en conjunto serán clave para sacar el máximo provecho de un sitio web, logrando ser una poderosa herramienta en la estrategia comercial de las empresas. Sin embargo, la importancia de cada elemento depende directamente del objetivo del sitio.

Por ejemplo, en el caso de un sitio de comida, el diseño visual es fundamental, mientras que en el caso de un e-Commerce, los puntos de acción y la experiencia de usuario, es lo más importante.

La realidad es que no existe un camino ya establecido que deben seguir todas las empresas. La forma en que se debe integrar cada sitio web, y a los elementos que se les debe de poner especial atención, dependerá mucho del proceso de venta de cada compañía, así como del proceso de compra de sus productos/servicios.

New Call-to-action
SOBRE EL AUTOR
Martha Martínez
Martha Martínez

Digital Strategy Consultant

COMENTARIOS