BLOG
home-office-interius

Cómo medir y mejorar tu desempeño trabajando desde casa

Cada vez son más las empresas que están implementando la modalidad del trabajo desde casa, también conocido como home office. Esta, como su nombre lo dice, consiste en que los colaboradores trabajen parcialmente o de tiempo completo desde sus hogares, y ha ido ganado mayor popularidad gracias al desarrollo de nuevas herramientas tecnológicas que facilitan el trabajo y la comunicación.

Trabajar desde casa tiene distintos beneficios para los colaboradores, como puede ser el ahorro en transporte, disminución de estrés laboral, ahorro en tiempo, entre otros. Sin embargo, estos beneficios no son solamente para los colaboradores, sino también para las empresas en sí, ya que se observa un incremento en la productividad y una disminución de costos.

Si eres de las personas que ya se encuentran trabajando desde casa, ya sea recientemente o por un tiempo, sabrás que uno de los principales retos es medir y mejorar tu desempeño.

A continuación, ponemos a tu disposición algunos consejos que te pueden ayudar a realizar un mejor home office.

1. Define tu espacio de trabajo

Este es uno de los puntos más importantes al momento de realizar home office, ya que tener un espacio de trabajo definido puede incrementar tu productividad considerablemente.

Busca que sea un lugar de tu casa en el que no haya factores distractores y que, al mismo tiempo, no sea demasiado cómodo, es decir, intenta que no sea en el cuarto de televisión, un sofá, una cama o incluso en áreas comunes en donde puedas ser interrumpido constantemente por algún familiar o compañero de cuarto.

 

2. Establece horarios de trabajo

Definir tu horario laboral, es decir, la hora en la que empiezas y terminas de trabajar, y sus respectivos descansos, te ayudará a llevar un mejor control de tu tiempo. Además, es importante definir cuánto tiempo, aproximadamente, te llevará completar cada una de tus tareas pendientes.

Esto, además de ayudarte a planear mejor tu día, te dará oportunidad de realizar actividades personales, como hacer ejercicio, leer un libro o pasar tiempo con tu familia, por ejemplo.

 

3. Establece objetivos

Tener objetivos claros y medibles, ya sea diarios, semanales o mensuales, te ayudará a conocer tu progreso en tus distintas tareas. Recuerda tener objetivos reales y alcanzables, es decir, procura no ponerte objetivos muy optimistas, ya que al no poder cumplirlos puede generarte frustración.

 

4. Mide tu progreso constantemente

Este punto se relaciona con los puntos anteriores. Medir tu progreso consiste en que cada cierto periodo de tiempo verifiques si has estado cumpliendo con los objetivos que estableciste. En caso de no estar cumpliéndolos, es recomendable redefinir tus objetivos, ya que puede ser que no sean realistas o reconsiderar los tiempos en los que estableciste alcanzarlos.

 

5. Mantente conectado

En esta modalidad de trabajo, la comunicación es un factor clave para cumplir con los objetivos. Si estás haciendo home office es sumamente importante que te mantengas en contacto constante con tu jefe, con tus compañeros de trabajo y con tus clientes. Esto te permitirá aclarar dudas que vayan surgiendo y comentar nuevas ideas y estrategias. Si son asuntos urgentes, en ese caso busca la solución lo antes posible.

Realizar home office es una nueva modalidad de trabajo que se está poniendo a prueba en distintas empresas, desde startups hasta nacionales y multinacionales. Al implementarla, sigue los consejos anteriormente mencionados y verás un aumento en tu productividad.

esrategia digital interius
SOBRE EL AUTOR
Rodolfo González
Rodolfo González

Paid Media Specialist

COMENTARIOS